04.04.2017

Una historia de éxito pese a las tormentas

Big Dutchman inaugura un nuevo emplazamiento en Malasia

25 años después de dar el salto a los mercados emergentes de Asia, Big Dutchman (BD), el líder mundial en técnica moderna para naves y alimentación, marca un nuevo hito en su rápido desarrollo en el continente más poblado del planeta. En Malasia se ha inaugurado ahora una nueva sede central regional con centro de logística para la zona Asia-Pacífico que ha requerido una inversión de nada menos que 25 millones de euros.

El emplazamiento representa el centro más grande y moderno de la familia Big Dutchman que hoy está presente en alrededor de 120 países y cuenta con unos 3000 trabajadores. «¿Cómo y de qué se va a alimentar la población mundial en el año 2050?», con esta pregunta el director ejecutivo del grupo BD, Bernd Meerpohl, puso el foco durante la ceremonia de inauguración en la futura tarea a la que se enfrenta la empresa. «Estoy seguro de que aquí se desarrollarán muchas ideas para solucionar esta cuestión», afirmó Meerpohl y dio las gracias a todas las personas que han contribuido al desarrollo y a la construcción del centro. 

Satisfacer la demanda de alimentos sanos

«Se trata de un paso importante para poder satisfacer la demanda creciente en equipamiento, sobre todo para el sector de las aves, en esta parte del planeta», explica el jefe de Asia de BD, Jan Hofstede, justificando la inversión. Este emplazamiento, que abarca aproximadamente 26.000 metros cuadrados de superficie de almacén y oficinas, lo considera un claro compromiso con el establecimiento permanente de sistemas modernos y sostenibles para la cría de animales y la producción de carne.

Seis de cada diez huevos de gallina en todo el mundo se ponen en Asia, casi un tercio de la carne de ave se produce aquí, al igual que uno de cada dos cerdos de matanza. No es de extrañar: el 60 por ciento de la población mundial vive en la zona Asia-Pacífico y la demanda de productos animales va en aumento. «Esta demanda se debe satisfacer con tanta seguridad, limpieza, eficiencia y respeto a los animales como sea posible», expresó Bernd Meerpohl. Por este motivo es tan importante que Big Dutchman «ofrezca sus soluciones estando cerca de los productores y los consumidores en el lugar y que también asuma la responsabilidad de ello como prestador de servicios.»

Centro de excelencia para la cría de animales moderna

El nuevo emplazamiento es cinco veces más grande que su antecesor que apenas tiene nueve años. Se ha construido a apenas 30 kilómetros al oeste de la capital de Malasia, Kuala Lumpur. Con una ubicación idónea con respecto al puerto de contenedores grande Port Klang, la nueva sede central con centro de logística se adapta de forma óptima a la infraestructura del entorno ofreciendo además suficiente superficie para seguir creciendo. 

Un panel solar con la superficie de más de dos campos de fútbol sobre el techo del almacén proporciona energía verde. Las instalaciones de presentación y formación transforman el emplazamiento en un centro de excelencia para la cría de animales moderna. También por ello, Yang Berhormat Dato`Seri Ong Ka Chuan, como Ministro Adjunto de Industria y Comercio en Malasia, expresó su agradecimiento y respeto a la empresa alemana al sur de Oldenburg durante la ceremonia de inauguración. Del mismo modo estuvo presente la embajadora neerlandesa en Kuala Lumpur, Karin Mössenlechner, en la comitiva en el momento de cortar solemnemente la cinta roja en la inauguración ante la llamativa danza del león, típica del país.

Historia de Big Dutchman 

Los comienzos de la historia de Big Dutchman en Asia fueron mucho más sencillos. En concreto fue en 1992, cuando Jan Hofstede vivía y trabajaba al mismo tiempo en una vivienda sencilla con su compañero, amigo y mentor Bo Molin. Su trabajo fue pionero: la empresa, que tiene su sede central en la pequeña localidad Calveslage junto a Vechta (Baja Sajonia), creció en el momento y el lugar adecuados hasta convertirse en el agente técnico más importante en la cría de animales en la zona Asia-Pacífico. 

Hoy día cuenta con oficinas propias en Tailandia, Indonesia, Vietnam, en Filipinas, en Myanmar y en Australia. «La crisis financiera de 1997, el devastador virus del SARS, la gripe aviar y la crisis económica mundial de 2008», Jan Hofstede recuerda también los tiempos turbulentos y recurre al lenguaje de los marineros para ilustrar el aguante que necesitaron para imponerse pese a todo: «No solo hemos sobrevivido a todas estas tormentas, sino que hemos seguido constantemente en la senda del crecimiento.» 

Para el director ejecutivo de Big Dutchman, Bernd Meerpohl, se trata de un signo positivo ante la «elevada demanda de nuestros productos en esta región del mundo.» 25 años después del salto al continente más poblado del mundo, solo en Asia más de 800 trabajadores y representantes comerciales siguen sustentando el éxito de Big Dutchman. 280 de ellos se encuentran en el nuevo emplazamiento de Malasia. Todos ellos estuvieron presentes cuando junto a otros 300 invitados – clientes, proveedores, participantes en el proyecto – de todo el mundo celebraron la inauguración de la nueva sede central regional con centro de logística.