07.11.2016

EuroTier 2016 | La válvula de presión CulinaFlex elimina los agentes patógenos

La innovación de Big Dutchman establece nuevos niveles de higiene en la alimentación de lechones lactantes

Big Dutchman ha desarrollado el conocido sistema CulinaCup para la alimentación de lechones lactantes convirtiéndolo en una instalación de alimentación automática. Con CulinaFlex la empresa de instalaciones ganaderas de Vechta establece nuevos niveles de higiene: la innovación elimina impurezas y aire fresco en las tuberías de caída y, con ello, las causas principales de la formación de agentes patógenos en la cría de lechones. Además de mejorar la salud animal, la válvula ofrece un valor añadido en el rendimiento laboral: La limpieza de los tubos desaparece completamente. 

La clave del sistema radica en la válvula de presión integrada en la tubería de caída. La válvula imita el funcionamiento de un globo. En comparación con los tubos de caída disponibles en el sector hasta ahora, CulinaFlex expulsa del tubo todos los restos de alimento en el vaciado. Además, esta función de expulsión desaloja el oxígeno, creando así un ambiente anaeróbico. Resultado: El alimento se dosifica sin gérmenes en el plato de alimento. 

Junto con los lechones, también los criadores se benefician de CulinaFlex: Dado que la limpieza no es necesaria, se ahorra mucho trabajo, por válvula 1,5 horas de trabajo al año.  

CulinaCupLine es un invento del fabricante de piensos Bröring de Dinklage que Big Dutchman distribuye y perfecciona. Ambas empresas cooperan en materia de desarrollo y distribución de instalaciones para la alimentación de lechones lactantes.  

Pabellón 17, Stand B27